Palabras bonitas – Deseos para alguien especial

 

Palabras bonitas

Palabras bonitas con deseos para alguien especial, que sea muy feliz en esta vida y que se cumplan todos los deseos de parte de quien le ama de corazón con toda mi alma. Aunque la mayoría de deseos ya no podrán realizarse, valgan estas palabras de amor para otros seres que lo merezcan de corazón y en nombre de Poemas de amor que se cumpla todo. Hago mención especial a Mi amada LuzM la cual no tiene nada que ver con estas hermosas palabras (Es una colaboración de un amigo) y aunque le dedico el poema, ella sabe que todo cuanto escribo es gracias a su amor. Prueba de ellos son las hermosas imágenes con bellas frases de amor que sí le dedico.

Palabras bonitas de amor para un ser especial

Deseo que te ames, que seas feliz amando y que te amen,
si no es así que puedas olvidar pronto y sin rencores,
aunque deseo que no te ocurra… pero si es así….
que tu mente no desfallezca y seas tu misma con paciencia.

Deseo que estés rodeada de amigos,
buenos y malos, valientes y fieles,
justos e injustos, incluso atrevidos
y que tengas uno en quien confiar.

Para que aprendas en la vida,
deseo que tengas enemigos,
ellos te enseñan a vivir
y a desconfiar que es importante en la vida.

Palabras bonitas para LuzM

Deseo que en esta vida seas útil,
para que en momentos difíciles
y cuando no tengas nada
seas autosuficiente para mantenerte de pie.

También deseo que sea tolerante,
sobre todo con los más difíciles,
lo fácil suele ayudar muy poco
y con esa tolerancia sirvas de ejemplo.

Vive tu juventud sin tener prisa,
porque cuando llegues a mayor,
te arrepentirás de haber crecido
y desearás volver a rejuvenecer,
provocándote desespero y estrés.

Recuerda que cada edad tiene su momento,
su felicidad, placer y dolor
y que lo más hermoso de cada edad
es que no es igual que la anterior.

Palabras bonitas de amor

No pierdas el tiempo escondiendo la vejez,
es algo natural y bello,
porque quien lo hace cree ganar una batalla,
pero nunca podrá ganar la guerra,
vive feliz y hazlo a diario.

Recuerda y nunca olvides,
el cuerpo es como el vino,
cuanto más envejece,
más rico y hermoso se vuelve.

Te deseo que de vez en cuando estés triste,
no mucho, apenas una vez al año,
porque al día siguiente podras comprobar,
que la sonrisa es un don preciado que no devemos olvidar,
ni malgastar con risas sin sentido ni constante,
sonreir con alegria es vivir sano.

Deseo que tu misma descubras
cuantos seres oprimidos y tratados injustamente
viven a tu alrededor
y a pesar de todo son felices.

También deseo que escuches el cantar de los pajarillos,
le des de comer a un cachorro de la raza que sea
y por las mañanas abras tu ventana y mires el alba,
te sentirás muy feliz y dichosa.

Palabras de amor planta un árbol

Con el tiempo deseo que plantes una semilla,
la riegues a diario hasta ver crecer un hermoso árbol,
para que observes a tu alrededor como cambia la gente
mientras el árbol va creciendo.

Pero además deseo que escribas un libro,
de poesía, historias o cuento,
le pongas tu nombre,
comprobarás que cada vez que lo leas,
te sentirás orgullosa de ti
y de tu obra.

También deseo que tengas dinero
ganado con tu propio esfuerzo,
es necesario tener dinero,
pero es importante que sepas
quien manda… tu o el dinero.

Por último, te deseo que como mujer
tengas un buen hombre
que os améis y sean dichosos,
siempre felices y caminando de la mano
y nunca olvidar que el amor os une para siempre.

Te lo deseo porque es lo que siempre he deseado para mi.

No me gustaría acabar estas palabras bonitas de amor sin antes mencionar a un ser maravilloso que sin lugar a dudas cada día crece en mi corazón, deseo y quiero que seas feliz, muy feliz y este humilde escritor del tres al cuarto que te dedica los mensajes de amor que aquí he plasmado en imágenes, te dice… TQM LuzM.

A los amigos y seguidores de Poemas de Amor les invito a que lean esta poesia que es también muy hermosa, su título es, “Por un abrazo tuyo“… aquí.

Y no olviden de comentar y compartir en las redes sociales estas palabras bonitas y regalarlas a sus amistades, amor, etc.

32 Comentarios

  1. Mario Anonimo24 Mayo, 2017 en 16:05

    Solo Una Carta

    Una carta, por Dios solo una carta
    Que me cuente algún detalle de tu vida
    Como son tus madrugadas, las mañanas y tus días
    El color de la manta que te abriga
    Junto a la hoguera en las noches frías.

    Una carta, que me cuente de tus sueños
    Cuando tu bellos ojos se humedecen de alegría
    Una carta Adéle, solo una carta
    Que me diga el sonido de tu risa
    Cuando caminas pensativa y sin prisa.

    Una carta, por Dios solo una carta
    Que me cuenten tus sueños y alegrías
    Cuál es la pena que te persigue
    por las noches y en tu mente anida
    Como son tus otoñales ojos
    Cuando hay tristeza en su mirar
    cuando los atrapa la cruel melancolía.

    Una carta, por Dios solo una carta
    que me cuenten cuál es tu libro de poesía
    y el color de tus lagrimas tal dulces y cristalinas
    cuáles son tus dudas y tus Fantasías.
    Una carta que me permita seguir viviendo
    Y al menos en mis sueños
    Poder sentir que soy tu dueño.
    Que me sirva de esperanza y de consuelo
    Para poder abrigarme en las noches
    Cuando me castiga la soledad y me desvelo.

    Una carta, Por Dios solo un carta
    Escrita por tus angelicales manos Adéle
    con tintas de distancia en un viejo papel
    Con perfume parisino, color ausencia
    Que me permita seguir con mi existencia.
    Una carta escrita por tu mano
    Pero sentida desde tu corazón
    En cada palabra exista la huella de tu mirar
    Aunque me parta el corazón en mil pedazos
    Y en mi mente retumbe como un latigazo
    Ella es a quien nunca podrás Amar.

    Una carta, Por Dios solo una carta
    Para guardarla en lo profundo de mi alma
    por el resto de mi vida.
    Una carta para el Poeta y Mendigo
    Que lo ayude a seguir estando vivo
    Y sea ella la razón y su sentido.
    Una carta que llegue con el viento
    hasta mis cansadas y viejas manos
    temblorosas y frías de tanto esperar
    ya rendidas y sin fuerzas para poder soñar.

    Una carta Adéle, solo una carta
    Que me llene de tristeza y alegría
    Una carta que entibie mi vida
    Más fría que la mañana de este día.
    Una carta Mi Amor solo una carta
    Que me deje sin aliento
    Que me borre las cicatrices
    Que me ha dejado el tiempo.

    Una carta Mi Amor, Solo una carta
    Por Dios Adéle………. Tan solo una carta
    Que me mienta diciéndome
    Que entre no nosotros no hay olvido ni distancia
    Que ilumine a este Aprendiz de poeta
    Con su sabiduría a mi rustica ignorancia.

    Mario Anónimo.

    Responder
  2. top eleven hack17 Abril, 2017 en 21:12

    Great info. Lucky me I recently found your blog by accident (stumbleupon).
    I have bookmarked it for later!

    Responder
  3. Otoño y Tu Recuerdo

    El verano cansinamente se marcho
    Con su fragua de ardiente de soles
    Con el cantar de las olas del mar
    Y el salitre en el viento al respirar
    dorando la piel de un bronceado color
    las gaviotas con sus hirientes graznidos
    cantaron su canción de despedida
    para recibir el nuevo Otoño
    con su romántico abanicos de colores
    con sus lluvias, sus viejos y nostálgicos Amores.

    Porque será que te siento tan mía
    Cuando llega el Otoño con sus hojas
    Trayendo la lluvia y sus mañanas frías
    Y al imaginarte tu recuerdo me destroza
    Y me convierto en una hoja más
    Que el viento arrastra
    Para desintegrarme sobre el hormigón
    De las calles desiertas y solitarias
    Y morir en silencio repitiendo tu nombre
    en mi memoria.

    Porque me gusta el Otoño
    Si me va matando lentamente
    Mi corazón ya no late
    Solo voy sobreviviendo a la deriva
    Y mi alma me grita tu nombre
    Que retumba en lo profundo de mi mente
    camino solitario y aturdido entre la gente
    Como un paria castigado por el destino
    Para morir solitario y ya vencido
    Quedara una solitaria cruz sin nombre
    Y mis huellas al costado del camino.

    Cada hoja del otoño me recuerda tu mirada
    Y es para mi vida como una puñalada
    Que atraviesa mi pecho
    Lo necesito para sobrevivir
    Sé que de ti no tengo el más mínimo derecho
    Y al recordarlo me vuelvo viento y olvidos
    Y como una sombra que vaga por las calles
    Soy una patética y borrosa figura que se diluye
    En la negra noche donde se funden
    Los sueños perdidos.

    El otoño seguirá gritando sin cordura
    Por las vacías calles con su voz
    de vientos, lluvias y locura
    Yo seguiré por mi camino
    Pensando en ti y soñando
    ese será del Mendigo su destino
    Ambos somos la doliente partitura
    Que canta el viento en las noches Solitarias
    en las copas de los árboles
    con el fantasmal coro de las sombras
    desde los rincones más profundos de la Noche.

    Mezcla de viento, silencio, lluvia y soledad
    Con su cruz acuesta
    “El mendigo” por las calles va
    Los charcos de agua como espejos
    reflejan su lento y pausado andar
    la luna lo mira pasar y al ver su dolor
    llora con lágrimas de estrellas
    al entender su penar por ese Amor
    Corre por su negro abrigo la lluvia
    Que va anidando en las huellas
    Que van dejando sus rotos zapatos
    Tan rotos y destrozados como sus sueños
    Por la oscura Noche el Mendigo
    Se va convirtiendo en una sombra más.
    No siempre fue triste y Mendigo
    Hace tiempo también reía
    Pero Lo que él no sabía
    Que la vida en Poeta lo convertiría
    Ahora tiene llanto en la risa
    Y al igual que el sol en cada atardecer
    se va muriendo sin prisa.
    Lleva una marca gravada a fuego en su piel
    Por el Rojo hierro del destino que así lo quiso
    Como una cicatriz llevo escrito tu nombre
    En el medio de mi pecho Adéle
    Y moriré con mis manos abrazo junto a él.

    Mario Anónimo

    Responder
    • Don Mario, magistral como siempre. Lo resumiré un poco y lo publicaré íntegro en el club de poesía. Usted tiene acceso a publicarlo directamente.

      Un abrazo muy especial.

      Responder
  4. Mis Dos pequeñas Golondrinas

    El invierno se va con su viento
    triste lastimoso y cruel
    y se marchan con el
    .
    .
    .
    Donde se juntan el cielo la tierra y el mar
    allí estarás construyendo tu nido
    Mi pequeña gris Golondrina
    en un Libro de poesía
    de la Inmortal “Alfonsina”

    Mario Anónimo

    Nota de Poemas de Amor:
    Muchísimas gracias Mario por deleitarnos con tan bellos poemas. El Poema Integro lo hemos enviado al club de poesia qué és donde debe de estar un hermoso poema como este.
    A nuestros lectores les pedimos que ingresen en http://www.poesia.club y puedan leer tus poemas.
    Un abrazo “Amigo”.

    Responder
  5. Mario Anonimo4 Enero, 2017 en 19:08

    Estimadas/os: es un placer para este humilde escribiente les dejo enteramente en sus manos y si a vuestro criterio le aplican alguna imagen desde ya muy agradecido, es un honor para mí poder compartir con Uds. mis cuentos y poemas.

    Mis más sinceros deseos de un Muy Feliz y Prospero Año 2017 para todos Uds. y sus respectivas familias.

    Un abrazo

    Mario Anónimo

    Responder
  6. Un Cuento de navidad………….“El Mendigo la vidriera y la Niña”

    Por el viejo bulevar donde anidan los recuerdos
    De viejos tiempos que se han ido
    escondidas en sus sombras duermen
    risas, lágrimas, esperanzas muertas y sueños perdidos
    al final se encuentra la vieja parroquia de la ciudad
    empotrada entre el Futuro y el pasado
    del viejo Bulevar por donde caminan de la mano
    la mentira, la ilusión y la verdad.

    Hoy es la misa de Noche buena, Vísperas de Navidad
    La gente apresurada va llegando, ya comienza el sermón
    Arrodilladas en los escalones de la entrada en un costado
    una madre con su pequeña hija extienden sus manos
    esperando alguna moneda de los fieles que van ingresando
    sin pronunciar palabra alguna, son la imagen de la orfandad
    los despreciados, marginados y maltratados por esta sociedad.

    La madre tiene una humildad y una ternura en su mirar
    Que te destroza el corazón y te desgarra hasta el alma,
    la niña apenas levanta su mirada del suelo
    siendo tan nueva tiene la ropa tan vieja
    pero de ambas no se escucha maldecir o alguna queja.
    La niña levanta su rostro y al ver la dulzura de sus ojos
    puede contemplarse en su mirar, toda la pureza del cielo
    tiene su carita sucia y una triste sonrisa con portillitos
    que al mirarme me destroza con sus humildes ojitos.
    El mendigo de su huerta ha cosechado
    Frutas y hortalizas para vender en el mercado
    comprará las provisiones con el dinero ganado.
    Junto al viejo almacén hay un antiguo bazar
    En su vidriera la niña de los ojos color de cielo
    Esta apoyada con sus pequeñas manos en la vidriera.
    Se puede ver su inocencia en el vidrio espejado
    Parece inmóvil extasiada, paralizada
    Se nota el vidrio empañado con su respiración
    Late muy fuerte su corazón
    Sus Ojos desesperados miran hipnotizados
    Una hermosa muñeca en su caja, con un enorme moño rosado.

    El Mendigo se acerca despacio y completa esa visión
    Sus ojos se empañan de furia, rabia y emoción
    De tanta impotencia, dolor e indignación.
    Está llegando la noche con su manto de sombras
    la Madre llama a la niña que pasa al lado del Mendigo
    Y al mirarlo un sentimiento de culpa se clava en su corazón
    No le dijo una sola palabra, pero con su mirada
    se sintió tan culpable, tan miserable que no vale nada
    Como un despojo tirado al costado del camino.

    Se marchan por la oscura noche tomadas de la mano
    la madre con la niña a su costado
    Pero sus ojos y el latir de su pequeño corazón
    Quedaron pegados sobre el vidrio espejado.
    El Mendigo al mirarlas marcharse
    Ingresa al bazar sin más tardanza y pregunta al dueño
    ¿Cuánto cuesta la muñeca llama esperanza?
    Gastare todo mi dinero bien lo vale este sueño
    El Mendigo se retira con aquel preciado regalo
    Solo dos monedas le han sobrado
    Y aun viejo y Ciego Mendigo al pasar se las ha dejado.

    El Mendigo se vuelve sin un centavo
    Y sus alforjas vacías de alimentos
    con paso ligero, apresurado y en silencio
    Quiere seguir a la madre y su niña
    A una distancia prudencial
    por la oscura noche de la solitaria campiña.
    Se van perdiendo por el sendero rumbo al río
    Por el angosto camino junto al pastizal sombrío
    Desde lejos se puede sentir
    Unos chillidos y ladridos como dando la bienvenida.
    En unas de las rotas y maltratadas cabeceras
    del viejo puente abandonado y arrumbado
    Una choza de madera de agujereadas chapas arrumbadas
    Que apenas se pueden sostener en pie
    Cuatro perros vagabundos las están esperando.

    Desde la distancia puede verse casi imperceptiblemente
    Dentro de la humilde choza que parece abandonada
    La pequeña flama de una vela tan vieja y gastada
    Que casi ya no alumbra, como ellas ha perdido simplemente
    Las fuerzas y las esperanzas, soñando con un tiempo mejor.
    Por el viento del olvido la vela se ha apagado
    Todo es calma y silencio, con perfume de pobreza
    Que se diluye en la noche tan oscura como su suerte
    Pero con una conformidad y una impresionante entereza.

    El mendigo se acerca en silencio y lentamente
    al llegar los cuatro perros como ángeles vagabundos
    Cuidan la humilde choza durmiendo a la intemperie
    Para ellos es lo más importante de este Mundo.
    Deja el preciado regalo en un cajón abandonado
    Se aleja alerta con cuidado, sigilosamente del lugar
    Para no ser descubierto por los guardianes
    A los que no quiere despertar.

    El mendigo parado en la cabecera
    del viejo puente sobre el terraplén
    al mirar la precaria choza, ve en su alero
    brillar como nunca le estrella de belén.
    Y en la espalda del Mendigo destella el lucero.
    Unos ojos tan tristes lo están observando
    el más viejo de los perros lo ha seguido
    Es la mirada más calma, profunda y agradecida
    Que lo ha mirado en toda su vida.
    Con sus ojos parece decirle gracias al Mendigo
    Entre sus bolsillos vacios de riquezas algunas
    Saca un trozo de pan y se lo entrega amablemente
    ¡¡ Está un poco seco………..seguro
    pero cuando hay hambre no hay pan duro!!
    Se aleja con el trozo de pan en su boca
    para compartirlo con el resto de sus compañero.
    El mendigo se aleja para su cabaña
    no puede dejar de pensar y trata de imaginar
    la carita de sorpresa en la niña, mañana al despertar.
    Llega el nuevo día ¡¡¡¡Hoy es Navidad!!!!!
    la niña junto a los perros mira sorprendida
    un bello paquete con un moño rosado
    con el sol brilla como inmaculado
    se acerca despacio en silencio y desconfiada
    y al tenerlo entre sus brazos
    toda la felicidad del mundo está en su cara
    esta sonriendo ya NO tiene tristeza en su mirada.
    ¡¡¡¡¡Mamaaaaaá!!!!!! Mira lo que he encontrado
    Fuera de la choza en el cajón abandonado
    Al abrir la caja caen por los ojos de la niña emocionada
    las lagrimas como perlas que brillan por el sol
    ¡¡¡¡La Muñeca Mamá, la Muñeca!!!!! En su mirada
    Puede verse toda la celestial ternura del cielo
    Con su voz entrecortada por sollozos y suspiros
    ¡Viste Mamá! por fin Papá Noel
    nuestra casa ha encontrado
    mira el regalo que me ha dejado
    yo hace tanto que lo esperaba.
    La Madre tiene su garganta cerrada
    le corre un escalofrió por la piel
    no puede pronunciar nada por la emoción
    suspira profundamente y levanta su mirada
    que se pierde en lo profundo del cielo
    y en silencio piensa…………………………………
    “Gracias Dios mío por este milagro de Navidad
    Que en nuestra humilde choza hoy ha ocurrido”
    La madre contesta al a niña con su corazón partido
    Si hija al fin Papá Noel encontró nuestro hogar,
    tiene que repartir tantos regalos por todo mundo,
    quizás otros años por la oscura noche no pudo encontrar
    El viejo puente y nuestra pequeña choza.

    El Mendigo en silencio sentado
    Sobre un frondoso y añejo Roble pensativo y callado
    trata de imaginarse por un instante en su mente
    la carita de la niña hoy al despertar
    tan dulce, tan pura e Inocente.
    Una nube cruza el límpido cielo azul de este día
    Con forma de sonrisa y un portillito
    Sonríe el alma del mendigo, el sueño esta cumplido
    y el corazón de la niña cerro su sangrante herida.
    El Mendigo se pierde entre el monte y sus sombras
    Pensando:
    “Pobre de aquellos que solo saben amasar fortunas,
    son tan pobres que lo único que tiene es riquezas
    y hacer feliz a un Niño NUNCA han podido
    tienen una gran parte de su Corazón Dormido”

    En su pobreza de bienes Mundanos el Mendigo
    Es muy pobre, pero hoy es el hombre más rico del Mundo
    imaginándose a la Niña abrazada a su madre
    y en unos de sus brazos la Muñeca llama esperanza
    desborda de alegría su viejo y cansado corazón
    El Mendigo y Poeta con su pluma les han dejado esta Semblanza.

    Un Cuento de Navidad “El Mendigo la vidriera y la Niña”

    Mario Anónimo

    Responder
  7. Déjame Soñarte……..

    Déjame soñarte, pero más que soñarte
    Déjame por un instante imaginarte,
    Déjame soñar que soy el viento
    Que acaricia tus cabellos
    Y bendecir ese momento.

    Déjame pensar por un instante
    Al menos en mis sueños estar a tu lado
    Ese momento tan deseado
    Tan querido y tan soñado.
    Déjame creer que es verdad
    Déjame vivir un poco más.
    No me despiertes déjame seguir soñando
    quiero pensar por un segundo
    que eres tu a quien estoy amando.

    Déjame imaginarte como el sueño aquel
    Déjame gastarme los labios besándote la piel
    Déjame creer por instante que eres mía
    No me despiertes mi vida
    Que la noche sin ti
    Se vuelve cruel y fría.
    Déjame embriagarme con tu desnudez
    Y beber de la fuente
    Que nace en el vientre de tu ser
    Déjame calmar está loca sed que siento por ti
    Déjame por una noche ser feliz.

    Déjame abrazarte y acariciarte con mi calor
    Déjame susurrarte al oído este poema de amor
    Déjame quemarte con el fuego de esta pasión
    que me corre por las venas y me incendia el corazón.
    Déjame fundirme en el bronce de tu mirar
    Déjame morir pero antes déjame probar
    la miel que anida en tu boca
    que desencadena en mi esta furia loca.

    Déjame robar la suavidad de tu piel
    Déjame con mis ojos dibujar tu cuerpo
    en la tibieza de la pared, Adéle
    Y con mis manos grabar tu rostro en mi alma
    Déjame besar tú Boca en el alba
    Déjame Amarte de la frente hasta los pies
    Déjame amarte una y otra vez
    Déjame amarte cuanto quieras
    Déjame amarte sin restricciones ni Fronteras.

    Déjame sentir que aun estoy vivo
    Déjame creer que estoy contigo
    No me despiertes deja mis ojos cerrados
    Para soñarte siempre a mi lado
    Pero antes de marcharte de mis sueños
    Déjame pedirte por favor una vez más
    Déjame Amarte en esta vida o más allá
    Déjame Amarte…………… pero por sobre todo
    DEJAME SOÑARTE…………………………………..
    Eternamente……… DEJAME SOÑARTE…………..
    que algún día por Fin Podré AMARTE.

    Mario Anónimo

    Responder
  8. Donde Mueren los Sueños

    En que noche oscura los enterraron
    Que soledades los rodearon
    Para lentamente matarlos
    Donde está la tumba y la cruz
    En silencio los dejaron
    Bajo tierra y sin luz.

    Por que sendero los abandonaron
    Y los dejaron a la suerte del destino
    Como un sueño vagabundo y peregrino
    Buscare donde ha quedado la tumba
    Con flores marchitas a la orilla del camino
    Dejare un rezo y una flor
    Y sobre la fría lapida escribiré
    Aquí yacen aquellos sueños de amor.

    Quien lloró su muerte
    Las esperanzas, las ilusiones?
    Nadie por ellos una lagrima ha derramado
    solos quedaron bajo la lluvia
    los enterraron sin plegaria alguna
    aquellos sueños tan amados
    en la negra noche sin luna.

    Llora la Noche su negra pena
    Por las oscuras sombras
    Como un fantasma sin vida
    Por las calles llenas de barro y olvido
    Se aleja como un sueño perdido
    Ya casi sin vida el Mendigo
    Callado y triste testigo
    Sobre la tumba donde Mueren los Sueños
    Deja el poeta este poema
    Firmado por una lagrima del Mendigo
    Como rubrica de ser su dueño.

    Este silencio miserable y dañino
    Que le parte el Alma
    Al dueño de los caminos
    De pie el Mendigo
    Con su profunda y triste calma
    Parece un poema sepulcral
    Como una capilla antigua que se derrumba
    Por el paso del tiempo
    La voz del mendigo como un lamento
    Retumba en la bóveda de cielo………….
    “Los sueños Mueren donde muere la fe
    En nuestros corazones cansados de soñar
    Con aquella persona que nunca podremos Amar”

    Mario Anónimo

    Responder
  9. Simplemente Aquel

    Soy simplemente aquel
    Que por recordarte ya no vive
    Que te llevo marcada a fuego en la piel
    Que por soñarte cada día se desvive.

    Soy simplemente aquel
    Que camina sin rumbo entre la gente
    Sintiendo en mi piel su mirada indiferente
    No me importa la gente
    Que a mi lado transita por las calles
    Si yo voy a la deriva entre ellos sin rumbo
    Mas afuera que dentro de este mundo.

    Soy Simplemente aquel
    Un pensamiento sin destino
    Una triste sombra que viaja por los caminos
    Soy la historia que se quedo sin un final
    Soy simplemente una hiriente figura
    Que se pierde por las noches
    junto a la niebla en la espesura.

    Soy simplemente aquel
    Más que un aprendiz de poeta
    un humilde escribiente
    Con la pluma nostálgica y diferente
    Y mis poemas con erros de ortografía
    Quedaran como recuerdos de mi vida
    Naufragando por el inmenso mar
    Cibernético de las Páginas Web en Internet
    Y tu de mi nunca sabrás de mi existir
    Porque Soy Simplemente Aquel
    Que ya se olvido de vivir.
    Adéle……………………………………………….

    Mario Anónimo

    Responder
  10. La Copa Vacía
    Noviembre 22 un día muy especial diferente
    Cumpleaños de la mujer más bella
    Cálida, chispeante y trasparente
    Aquella que posee en su ser
    Toda la ternura, la calidez y la belleza
    la intensidad de su mirar
    es como una tarde de otoño en calma
    te marca su mirada a fuego lento en el alma.
    ¿Cómo escribirte un Poema?
    para alguien que nunca podre ver
    Sin que me traicione el corazón
    Y me maten los recuerdos
    Para aquella que nunca podre conocer.
    “Como escribirte un Poema”
    que nunca lo has de leer
    jamás de su existencia has de saber
    Quedaran escritos mis poemas en el viento
    se perderán en la inmensidad del cielo
    Como un suspiro o un profundo lamento.
    “Como escribirte un Poema”
    Pensando en la suavidad de piel
    Mordiendo en mi boca tú nombre Adéle
    Grita su dolor desesperado mi corazón
    Ya no tiene una razón porque vivir
    Una fantasía o una pequeña ilusión
    Se diluye en el tiempo para morir en su propia pasión.

    El Mendigo y Poeta dueño de la pluma
    Del silencio la nostalgia y la Inspiración
    Del ánfora de los recuerdos perdidos
    llena su copa para brindar por Ti
    y al elevarla al cielo sin palabra alguna
    se refleja en el borde de la copa
    la cálida luz de la hermosa luna
    trata de dominar la emoción
    en su mano tiembla la vieja pluma
    para escribirte un poema desde su corazón
    que nunca llegara hasta el altar de tus manos
    Maldigo mi suerte o quizás la vida tenga razón.
    El Mendigo se marcha por las solitarias calles
    arrastrando penas y soledades gastando vida
    en la mesa ha quedado la copa vacía
    junto a ella el Poema escrito
    Por el Mendigo y poeta firmado
    Del añejo candelabro de hierro forjado
    caen restos de una vela sobre el Poema
    ¡¡¡ Se está quemando!!! Solo cenizas van quedando
    Pero en el humo, el poema escrito ha quedado
    Viajara en el viento por desiertos y mares cruzando
    Soñando con llegar hasta tu habitación
    sobre tu almohada junto a tus cabellos
    el duende de mi alma dominando su emoción
    susurrara en tu oído el poema que tanto ha viajado
    que humildemente hoy el Mendigo te ha dedicado.

    Ha quedado la copa vacía sobre la mesa en soledad
    Corre una lágrima por el frío cristal
    Llora la Copa Vacía en el silencio de la noche
    Es la misma que sin brindar se ha quedado
    No tuvo otra copa para brindar por tu felicidad
    En el silencio comienza a escucharse en la soledad
    Desde la pared asomado en el balcón de un ladrillo
    De blanca y larga barba con su antiguo violín
    Entonando una triste melodía un viejo grillo
    Que acompaña al Mendigo hasta su fin.
    Otra noche del Mendigo, un nuevo sueño perdido
    Camina por las calles tristes y mal herido
    Patético oleo doliente acuarela de sombras
    De tristes tonos de Negros con matices de olvido
    Retumba el poema en el alma del Mendigo
    Y el eco como un ardiente látigo desgarra su corazón
    Dejándole una sangrante herida y profunda grieta
    En el alma del Mendigo y Poeta.

    Mario Anónimo

    Responder
    • Amigo, felicidades por partida doble.
      La primera a esa encantadora dama hoy día 22 de Noviembre.
      La segunda a tan preciado escritor que desde Poemas de Amor le deseamos larga vida acompañándonos con sus poemas.

      Hasta pronto amigo.

      Responder
  11. “Historia de un Poema”
    Dedicado al Hombre de la Cruz…………………………………

    Hoy es una de esas noches gélidas del invierno cruel
    Donde el viento se apodera y arrasa con todo a su paso
    El frio viento te congela hasta a la piel,
    Convirtiéndose en dueño De la Noche y el ocaso.
    En las calles vacías solo Reyna la soledad
    Danzan las sombras al pie de un viejo farol encendido
    Que pronto pasara a ser una sombra más,
    Apagado por el viento del olvido.

    Caminando por el viejo callejón de los sueños perdidos
    donde anidan los recuerdos de la infancia
    Arrastrado y tambaleante el Mendigo se pierde en la distancia
    Hasta llegar a una oscura y sombría colina donde puede divisarse
    la casa del Mendigo y Poeta, de rustica y sencilla apariencia,
    como un inmenso Sable que parte el cielo un relámpago
    estalla en la noche anunciando que pronto la lluvia llegara,
    con su nostálgica canción de ausencia.

    Pequeña pero grande de corazón y humilde es su casa
    Rodeada por añejos Robles, de largas y grises barbas ancestrales
    con viejos nidos abandonados testigos de primaveras olvidadas,
    pared de gastados ladrillos por el tiempo la lluvia y ardientes soles
    Con profundas grietas donde quedaron alegrías y tristezas guardadas,
    Un Viejo y cansado techo cubierto de otoñales hojas y arrumbadas teja
    que desde su cálido interior se siente como un lamento creciente
    de las cabrias y los tirantes su dolientes queja
    cuando el viento lo castiga haciendo lo vibrar en su cimiente.

    Una mesa más vieja que él, con un blanco mantel bordado
    Seguramente por las manos de una laboriosa mujer realizado
    Grabadas en una esquina las iniciales de su eterno amado
    Sobre él, migajas de algún pan compartido
    unas manchas de vino de algún brindis con un viejo amigo,
    en el centro del mantel por el tiempo transcurrido
    con sufrida transparencia se encuentra erguido y encastrado
    como un viejo faro un cobrizo candelabro añejo y gastado
    que alumbra con su pálida y nostálgica luz de antaño
    en su pequeña flama puede verse la historia de su vida
    y el paso de todos sus años.

    En un pequeño atril duerme la pluma del poeta,
    Rústicamente hecho con varios y diferentes trozos de madera
    Al lado de la hoguera un viejo sillón por su dueño espera,
    Al calor del fuego descansa el Mendigo,
    trae en su mente una nueva inspiración,
    en un papel abandonado a la deriva por el viento
    desteñido y agrietado de tanto viajar por el tiempo,
    Comienza escribir un nuevo poema en la cálida quietud
    en su habitación con perfume de nostalgias violetas
    Cómplice el candelabro cada vez da menos luz.
    Auto retrato de una vieja postal de antaño
    Retazo viviente del pasar de los años.

    Lucha sin tregua el cansancio lo vence y ya derrotado,
    sin fuerza le pesan sus nostálgicos ojos cansados
    inclina su cabeza, lo ha vencido el sueño y dormido se ha quedado,
    del candelabro su pequeña luz lentamente también ha apagado.
    Comienza la lluvia con su antigua canción de lejanías sobre el viejo tejado
    Cantan las gotas de lluvias en su ventana sobre el vidrio espejado
    La noche será larga pero el fuego sigue encendido
    Colorean en el fogón las rojas brasas encendidas
    la ardiente pasión de su calor envuelve al Mendigo
    con su manto de recuerdos pasados
    donde quedaron grabadas las esperanzas perdidas.
    El Mendigo ya dormido su cansado cuerpo descansa
    Pero su mente ha comenzado viajar soñando…………
    ………………………………………………………………………………….Que una pequeña y delgada luz ingresa por su ventana
    Se filtra por sus gastas y descoloridas cortinas en su cara
    Anunciando la llegada del nuevo día un tibio rayo de sol
    Lo despierta el canto del un jilguero desde una rama
    Con su dulce gorjeo recibiendo la mañana.
    Desde lejos puede sentirse el Bronceado canto de las Campanas
    Es el viejo campanario de la iglesia llamando los fieles a misa
    porque hoy en el poblado es Domingo de Ramo
    Corren apresurados Padres Hijos, Abuelos y Hermanos.

    La iglesia Antigua y Colonial completa por los fieles
    en un respetuoso y caluroso saludo el padre da la bienvenida
    con el Altar mayor lleno con ramos de Laureles
    comienza con el sermón el Padre para todos da su bendición
    En la última fila casi desapercibido en el fondo de salón
    En un viejo banco abandonado porque roto ha quedado
    sentado con su negro y viejo sobretodo
    El Mendigo escucha las plegarias y las bendiciones
    por las gracias concebidas en todas las ocasiones.
    A culminado la misa la iglesia lentamente ha quedado bacía
    El Padre sigue con unos pocos fieles perdonando los últimos pecados
    tiembla el confesionario por todo lo escuchado.
    Desde el viejo banco se puede escuchar
    un tímido susurro en los labios del mendigo
    en silencio reza y gradece pues Nada ha pedido
    pues para él Dios demasiado ya le ha concebido
    La más grande las riquezas de ser Poeta y Mendigo
    Al levantar la vista del piso ve el altar y todo a su alrededor
    Queda inmóvil paralizado con tremendo estupor
    No puede creer lo que sus ojos ven
    le atraviesa el pecho un tremendo dolor
    Al mesías prometido, al hijo de Dios en un madero Crucificado
    Su calma se transforma en un volcán que delata su enojo
    Que despiden hacia fuera sus cansados ojos.
    Camina hacia el altar furioso trepa hasta su Altura
    Arranca con sus manos cada uno de los clavos
    Que tienen en la cruz al mesías crucificado
    En sus brazos sostiene al hombre por todos venerado
    Lo baja lentamente al ver sus heridas una por una las ha besado
    Con un rojo escapulario lo ha cubierto al inmaculado
    Y en los brazos de su Madre lo ha dejado,
    El Padre lo mira consternado al ver al hombre arrodillado
    Entiende la intención de lo que ha ocurrido,
    el Mendigo mira al Padre conmovido
    sus lagrimas le borran la visión
    lanza un grito como un lamento que desgarra el silencio
    desde lo más profundo de su corazón…………………………

    Padre: Perdóneme porque he pecado
    “Cómo es posible, más de 2000 años han pasado
    Y el hijo de Dios por nuestros pecados aun sigue crucificado
    Perdóneme por lo que he hecho, he subido hasta la cruz
    Y al hombre llamado Jesús
    Uno por uno con mis manos sus clavos le he quitado,
    De su Milenario calvario lo he liberado
    en brazos de María su Madre lo he dejado,”
    El Sacerdote hasta las fibras más intimas conmovido
    Lo levanta del piso en un apretado abrazo
    junto a su pecho al Mendigo le responde:
    “Hijo nada debo perdonarte,
    pues no has cometido pecado alguno
    es tan pura tu intención
    tan grande tu Fe y tan noble tu corazón
    Que por lo que has hecho nadie podrá juzgarte
    Ni tiene el derecho para poder condenarte
    Y en cielo tu nombre escrito ha quedado.

    El sacerdote contempla y piensa en lo sucedido
    Parece un cuadro por Miguel Angel pintado
    en un Antiguo lienzo por los cielos bendecido
    Vida Muerte y Resurrección de Jesucristo
    y el fin de su calvario en la Cruz, que sola ha quedado.
    El Mendigo se marcha llevándose en sus manos
    como estigmas las sangrantes heridas
    y el perdón de los pecados.
    Se aleja y se pierde por el camino
    junto a sus huellas han quedado
    las gotas de sangre que corren por sus manos
    como un selo del destino de todo lo ocurrido.

    Cae la noche las sombras del bosque lo rodean
    No puede llegar hasta su casa se pierde por el oscuro camino
    Late muy fuerte su corazón con un potro desbocado
    El Poeta de su sueño se ha despertado
    Junto a su viejo sillón se encuentra parado,
    aun no comprende lo que ha pasado
    Al mirar su hoguera el fuego se ha apagado
    Junto a las cenizas del piso encuentra un papel
    en sus bordes por el fuego quemado
    es su poema el que aun no ha terminado.

    Trata de entender lo que ha pasado,
    mira sus manos apresurado
    Y a escribir el final del poema
    Junto a la mesa se ha sentado
    Con la misma historia que yo les he contado
    Tiembla la pluma en su pulso emocionado
    De lo vivido o de lo soñado ya no importa,
    El Mendigo en el amanecer de este nuevo día soleado
    El más profundo y sentido de sus poemas les ha dejado
    Escrito con la sangre de sus manos el final ha terminado
    Del poema dedicado al Hombre de la Cruz
    Nacido en Nazaret Llamado Jesús
    Que ya no sigue clavado allí en la Cruz.

    Mario Anónimo
    Es largo el Poema pero hace honor a su Titulo ” Historia de un Poema”

    Responder
    • Muy largo y a la vez muy hermoso, antepongo muy porque es muy agradable leer este y otros poemas que mandas Don Mario. Muchas gracias en nombre mío y de Poemas de Amor.
      Te invito a una web muy especial, es un club de poetas donde cada uno ingresa sus poemas y los publica. club de poetas. Solicitas el ingreso y te aceptarán, seguro!!!!!
      Un abrazo y hasta pronto.

      Responder
  12. “La Sombra que muriendo va”

    En la distancia puede verse una negra y borrosa sombra
    Espejismo doliente en el desierto de las soledades
    Que sin rumbo camina herido en su alma por el destino,
    Al verlo pasar la gente En voz baja lo Nombra
    Ahí va el Bohemio, Poeta, Mendigo y Ladrón de Hojas
    Dueño de la noche de los silencios y el camino
    Postal viviente, borrosa siluetea de un hombre
    Que solo vive cuando pronuncia en silencio tu Nombre.

    Caminan junto a él, las hojas del otoño y el viento
    Eternos peregrinos procesión viviente y sombría
    de una noche de lluvia donde reina el silencio
    y en los espejos de agua se refleja su imagen al pasar
    Pinceladas de la memoria que sobre las piedras
    En las calles inundadas de silencio quedaran grabadas.

    L a lluvia lo castiga y como una hoja sangrante y herida
    lo arrastran corriente a bajo los ríos de agua y lodo
    que se forman por las calle s de la ciudad desierta y fría
    el viento lo azota sin piedad quiere verlo derrotado
    caído sobre el fango ya sin vida y humillado
    pero al igual que el junco que se dobla
    pero siempre está de pie sigue con su destino
    ” La sombra que muriendo va”
    El frío del invierno lo congela hasta los huesos
    Corren las gotas de lluvias por sus mejillas
    Como lágrimas hirientes por la pena de saber
    que el Otoño se ha marchado
    Y otra vez como tantas veces sin nada se ha quedado.
    Sus manos tiemblan como dos tristes Golondrinas que al volar
    Perdidas en la niebla soñando con la eterna primavera
    Que anida en las manos de Adéle que nunca han de encontrar.

    Lluvia, viento, frío y soledad el Mendigo va
    al verlo pasar parece parte del paisaje como una sombra más,
    en un banco desecho por el tiempo como pidiendo piedad
    que apenas se mantiene en pie y en soledad
    En la desierta plaza al reparo de un roble ancestral
    El Mendigo descansa un momento del frío invernal,
    Entre las ramas desnudas comienza a verse la luna,
    tiene en sus bolsillos vacios de esperanza alguna
    un trozo de papel gastado y húmedo por la lluvia
    el Poeta emerge desde las sombras con su pluma
    comienza a escribir este poema y desde un viejo nido
    abandonado por un amor que duro solo una primavera
    el trovador romántico de las noches de negro traje y galera
    comienza a tocar en su viejo violín una dulce melodía
    quiere darle a este poema con su música un nostálgico brillo
    mi amigo al igual que yo un solitario Grillo.

    La noche se va y el Mendigo emprende su retirada
    lo despiden las nubes y una tímida estrella perdida
    Puede escucharse desde el añejo roble al grillo
    entonando una triste canción de despedida
    para el mendigo que se aleja cargando con la luna
    sobre su espalda y en su frente el amanecer del nuevo día
    en el silencio del alba la melancólica partitura
    desgarra el silencio con su dulzura el nocturno violín
    se desprenden del viejo roble las ultima hojas
    y se van tras el Mendigo sin retorno, vieja canción sin fin
    que se repite en cada ocaso del Otoño cuando llega el invierno
    con sus grises nubes y el frío viento que traerá consigo la lluvia
    la gente lo mira regresar lentamente como perdonando el tiempo
    con las pocas fuerzas que le quedan , se ve tan frágil su apariencia
    como la luz de un Añejo farol que apagará el frío viento,
    pero en su corazón lleva encendido un antiguo volcán de pasión,
    Llama ardiente que vive en él como un Estigma del destino
    el Mendigo y su soledad postal viviente de los caminos
    Relatos de su vida, guardados en un rincón de la memoria
    Lo convirtió en Poema “ El Mendigo “ para todos Uds.
    Una de las tantas Noches vividas de su Historia
    “La Sombra que Muriendo va”

    Mario Anonimo
    Comentarios:- Para Adéle Exarchopoulos, del Mendigo, Poeta y Ladrón de Hojas.

    Responder
  13. “El Ladrón de Hojas”

    Si……………Yo sigo siendo El loco Aquel a pesar de mis dudas
    Y mi pasión por las hojas de otoño que son mi locura
    Yo sigo siendo El Loco aquel……..que me convertí
    en Poeta Mendigo y Ladrón por ti,
    Voy por los caminos robando las hojas perdidas
    Que la gente ignora, desprecia y castiga
    Que maltratan y desgarran dejándolas heridas
    Desfallecientes y moribundas por las calles de la vida.
    Si……. Yo sigo siendo El loco Aquel, Poeta Mendigo y Ladrón
    Que vive por las noches confidentes de las sombras
    Ladrón de hojas y millonario de silencios olvidados,
    Como una figura fantasmal dentro de las sombras
    Irónicamente me sonríe la realidad recordándome
    Por más que la Ames jamás serás Amado este será tu castigo,
    así será tu suerte tan negra como la noche de tu abrigo,
    Cae una lágrima del Ladrón que vuela por el viento
    para fundirse en las Arenas del Tiempo junto a sus Quimeras
    En la Hoguera de los sueños perdidos.

    Lentamente se va muriendo la Noche
    Como una sombra que tiembla con el viento
    Cancinamente como gastando el tiempo
    Se divisa difusamente la silueta del Ladrón
    Que se marcha con el alba, con su mirada triste
    como acariciando el suelo y pidiéndole perdón
    a las hojas murientes que se aferran a sus huellas.
    Hasta las piedras ya lo conocen y lo nombran
    He ahí El poeta Mendigo y Ladrón
    Efímera sombra y epitafio de una noche sin Luna
    Doliente imagen de lo que fue un hombre feliz
    Que ya no tiene alegría en su risa
    Al igual que el ocaso en cada noche
    se va muriendo sin prisa.

    Y a pesar de todo aun así te sigo pensando
    Los pequeños sueños que aun habitan en mi corazón
    Son los que alimentan el alma y de mi existir la razón
    Jamás tendré tus ojos frente a mí
    Quizás por eso en ladrón me convertí
    y en cada pared de mi casa dibuje tus ojos
    con las hojas que al otoño le he robado
    Junto al calor del fuego como un leño mas
    Que espera ser por las llamas devorado
    En mi viejo y gastado sillón confidente de mis tristezas
    contemplo emocionado tus ojos en la pared
    bello y sagrado tesoro de incomparable belleza
    y en el reflejo ardiente de las llamas en calma
    se ve la postal viviente de una noche en penumbras
    Donde Reyna la nostalgia que se apodera de mi alma,
    mi corazón de Ladrón como una braza encendida
    que no quiere morir se convierte en la flama ardiente
    Para correr desenfrenadamente por mis venas
    como un río de roja tinta por mi piel
    que viajará hasta Pluma de este humilde poeta
    quien en esta Fría Noche escribió este poema para Ti Adéle.

    Mario Anónimo
    Comentarios:- Simplemente para Aquella que en su rostro y su ser tiene toda la ternura y dulzura de este Mundo…………………..Adéle Exarchopoulos

    Responder
    • Muy hermoso amigo, siempre es bienvenido tus poemas y un placer publicarlos. Recuerda, no dupliques por favor.

      Saludos.
      Atte. Joan

      Responder
  14. El Mendigo

    Mendigo Soy…………………
    Camino por las calles a la deriva junto a mi sombra
    La Gente que me ve pasar, en vos baja comenta
    Allá va aquel que nadie nombra
    El mendigo que junto a su sombra caminan errantes
    Por las calles de la ciudad, bohemio poeta y delirante.
    Mendigo Soy……………………..
    Sin rumbo fijo y con la mirada perdida
    Camina el mendigo con sus versos y tristezas
    Desde el suelo las hojas lo ven pasar con su alma herida
    Acuarela de sombras de las noches sin estrellas.

    Mendigo Soy…………………
    El destino así lo quiso, me enseño la vida
    El respetar a todos por igual, de la palabra su valor
    Soy mendigo de este Amor
    No importa los que critican y se burlan sin saber
    Cuando yo muera en la fuente de la felicidad eterna
    He de ser el primero de beber.
    Mendigo Soy…………………………
    Pero me siento el hombre más rico de este mundo
    Tengo la dicha de Amarte sin conocerte
    Nunca sabré lo que es perderte,
    porque yo nací para quererte.
    Pobre suerte la del Mendigo que jamás podrá tenerte.

    Mendigo Soy………………………………..
    Mi casa es la noche y me abrigo con la luna
    Tan Solo tengo mis versos que son toda mi Fortuna
    Escritos bajo las estrellas al calor de una hoguera
    Y mi corazón soñando con tu piel de primavera.
    Mendigo Soy……………….
    Y acepto mi destino, seguiré por los caminos
    Sembrador de sueños y poemas
    Naufrago eterno en las noches de otoño
    Moribundo Navegante por el mar del silencio y las penas
    Con una herida abierta que atravesó mi pecho
    Grabado a fuego llevo en mi corazón tu nombre
    y en cada trozo de mi piel escritos tus poemas
    Los Te Quiero que nunca te he dicho corren por mis venas.

    Mendigo Soy…………………………….
    Voy buscando el faro que alumbra
    en la isla de mi memoria
    Donde encallaran todos los besos,
    las caricias y los abrazos que nunca podre darte
    en el cofre de los recuerdos sagrados
    en lo profundo de mi alma quedaran guardados.
    Mendigo Soy……………………………….
    Dueño de la noche el viento y el silencio
    Coleccionista de madrugadas y testigo del alba
    heredero de las hojas que el otoño me regala
    para secar mis lágrimas con ellas
    desde la sombras y con las manos vacías
    con los primeros rayos del sol de este día
    vuelve el Mendigo a su guarida.

    Si…………….Mendigo Soy
    Y dueño de mi destino, es poca mi riqueza
    Pero siempre rondan por mi cabeza
    Frases y letras que convertiré en poemas para ti,
    Cuando te sueño y en cada instante de mi vida,
    Por las noches y cuando llega el día,
    Cuando muere el sol y aparecen las estrellas
    Siempre camina el Mendigo pensando en ella.
    Mendigo Soy………………….
    Cuelgan de mi corazón como harapos
    Mis pocas esperanzas ya casi moribundas,
    Quedaran por los caminos marcadas mis huellas
    Y las hojas dirán por aquí paso el poeta
    de las sombras y el viento que escribe bajo las estrellas.

    Mendigo Soy……………..
    Una paloma perdida y en su ala herida
    Refugiada en una rama al ver pasar al Mendigo
    Sintió piedad y tristeza de su pena y soledad
    Le regalo una pluma para que fuese poeta
    El otoño fue su cómplice y le dio sus hojas
    para que escribiese su poemas en ellas
    La noche fue su fiel compañera
    le regalo la luz de las estrellas
    Y al calor del fuego eterno de esta pasión
    se hizo de las sombras confidente y amigo
    para convertirse en Poeta y Mendigo.

    Mendigo Soy……………… y siempre los seré
    De este imposible Amor,….. Por el vire, soñare y moriré.
    Para Adéle Exarchopoulos en el Parvulario de mi alma
    Sobran las letras y faltan las palabras para describir tu
    Incomparable belleza.

    Mario Anónimo
    Comentarios:- Pata Ti Adéle Exarchopoulos frente a Ti sobran las palabras, tu sola imagen es un poema y un canto a la vida y el Amor.

    Responder
    • Hermoso poema que hace las delicias de los que leen poemas de amor y sobre todo a quien va dirigido. Gracias por tus lindos poemas y ya sabes que este es tu sitio.
      Hasta pronto.

      Responder
  15. El Loco Aquel

    Yo Sigo siendo el loco aquel eterno delirante
    Romántico incansable, que te sueña aun despierto
    Y por las calles errantes camino sin destino,
    Que duerme en cualquier parte,
    al cobijo de los recuerdos bajo las estrellas,
    Y como tantas veces siempre me pregunto
    Donde estará Ella…………………………………

    Yo sigo siendo el loco aquel que va dejando la
    Vida en entre sus versos, que por las noches
    Como un lobo solitario le cuenta sus penas
    a la Luna y las estrellas.
    Y en su corazón retumba
    como tantas veces
    siempre la misma pregunta,
    Donde estará Ella…………………………………………….

    Yo sigo siendo el loco aquel peregrino de las noches
    Mendigo de alegrías, prisionero de las sombras
    Dueño del silencio en el que solo a ti te nombra.
    Que muere y se desangra por tus besos como un loco,
    soñando con tu piel, suspirando por tus ojos
    y muriendo poco a poco,
    en mis labios se repite siempre la misma pregunta
    Donde estará Ella……………………………..

    Yo sigo siendo el loco aquel El Que te ama en silencio
    soñador solitario detrás del escenario de la vida
    el que te piensa, el que te sueña
    en cada instante de su vida,
    Poeta anónimo sin linaje, que solo tiene un traje
    Aquel que le regala cada año el otoño con sus hojas
    que el invierno lo despoja
    para morir por el frío del olvido desnudo y moribundo
    quedara solo el recuerdo en este mundo
    de sus letras con sabor a poesía
    Que solo tuvo alegría cuando dijo tu nombre
    Adéle……………………………………………… y
    La pregunta que nadie respondió
    Donde estará Ella.

    Mario Anónimo

    Responder
  16. Hermoso Don Mario,
    Gracias por escribir en Poemas de Amor que es tu sitio y el de todos los amigos que deseen compoartir.

    Responder
  17. Mario Anonimo5 Mayo, 2016 en 14:40

    Título:- Así………..Así
    Escrito:-
    Así………………………………..

    Así como una rosa marchita por el sol,
    Así como el árbol que sus hojas no da más,
    Así como muere el día en brazos de la noche,
    Así morirán mis sueños como una hoja más
    sobre el empedrado en las calles de la vida.

    Así como se aleja un Barca por el Mar,
    Así como muere la ola sobre la arena,
    Así como un día sin Sol y una noche sin luna,
    Así mi corazón morirá naufragando en la
    Oscuridad por el Mar de los olvidos.

    Así como se rompe una copa de cristal,
    Así como una noche sin estrellas,
    Así como una mariposa con sus alas rotas,
    Así quedo mi corazón abandonado
    en un rincón, en el viejo desván
    de los sueños perdidos.

    Así como se queman los sueños
    Por el fuego de la realidad,
    Así como se pierden las ilusiones
    En el desierto de los destinos,
    Así como se escapa el agua entre los dedos,
    Así se me escapan mis esperanzas de poder Amarte,
    Así seguiré sobreviviendo como una
    Hoja de otoño para desintegrarme
    Por el Bulevar de los sueños inalcanzables.

    Así…………………Así……………………..
    Comentarios:- Para Ella simplemente Adéle Exarchopoulos……………………………..dueña de la belleza más pura de este Mundo.

    Responder
  18. Mario Anonimo13 Abril, 2016 en 17:04

    “Mi Sombra y Yo”
    Millonario de sueños, Traficante de Ilusiones, Ladrón de Atardeceres y Mendigo de Esperanzas soy el hombre aquel que junto a su sombra se aleja entre la gente persiguiendo una quimera que nunca Alcanzara.

    Coleccionista de hojas color Otoño y Miel, castigado por el viento del destino y la lluvia de este día, mis huellas van quedando a la Deriva al costado del sendero, que la lluvia borrara en este día gris quedaran entre las hojas mis poemas como mudos y silenciosos testigos al igual que las piedras del camino.

    Pescador Bohemio e Iracundo con la brújula herida de mi corazón navego por los mares del destino, tras el cardumen de los sueños con mis redes de esperanzas, Eterno naufrago en la isla del silencio donde encallan las esperanzas y mueren los sueños sobre las arenas de la realidad.

    Con el último suspiro entre mis manos mi corazón aun repite tu nombre en silencio, sobre Lecho marino como una hoja más casi sin vida en mis ojos quedara gravada tu imagen y en mis labios el Sueño eterno que nunca pude cumplir.

    Contara la Historia que por las noches en el silencio del Mar, bajo un cielo estrellado con la luna como testigo , suele escucharse sobre los arrecifes las voces de las sirenas Cantando un Bello poema de Amor Encantado.

    Las estrellas brillan en la inmensidad de la noche con su mágico Esplendor, La luna Triste llora con sus lagrimas de perlas marinas, repitiendo “Tu Poema Adele “ fue escrito por el Hombre Aquel……………….…por El Hombre Aquel…………………… Que Te Amo en Silencio.

    Para La Mujer más Bella de este mundo…….. Adéle Exarchopoulos

    Mario Anónimo
    Comentarios:- Frases, palabras y el sentir de un corazón que expresa su forma de vivir Un Amor que nunca florecerá,…….. Tan solo en mis sueños y nada más.

    Responder
  19. Mario Anonimo13 Abril, 2016 en 16:59

    “Viviendo en Otoño”

    Con un sol abrazador a llegado el verano lentamente los días se vuelven
    interminables, será que yo extraño tanto el otoño con sus hojas, los días
    cálidos donde todo me habla de ti……………..……………………
    ¡¡Como extraño las hojas!! Ya No puedo encontrar tu mirada, Hoy están
    en todo su fulgor con su verdes esplendorosos y cobijan Bajo sus sombra
    a los hombres y a todos los seres que buscan el alivio del agobiante calor,
    qué tristeza…….me he quedado como tantas veces con las manos vacías.

    No es que no me guste el verano pero me he quedado sin mis hojas
    de Otoño y Miel, NO Puedo encontrarte en ninguna parte solo en mis
    sueños como en cada noche, Que largos y nostálgicos se vuelven los días……………………………………………………………………………………………………….
    ¡¡¡ Por dios y pensar que falta tanto para que llegue el Otoño!!!……….
    “Lo que dure el verano”………………………………

    “ Como una sombra que se diluye castigada por el sol de este día, me pierdo en los
    Árboles buscando el frescor de sus ramas, mis ojos desesperados buscan en todas
    parte mis hojas de otoño y miel que no puedo hallar, que soledad siento en este
    momento lo único que tenía de ti eran mis hojas y tu recuerdo, seguiré
    sin rumbo como una ola en el mar para morir como cada día sobre la playa de
    mi destino, romperá la ola sobre las arenas de la realidad y una vez más quedara
    tu nombre escrito en el silencio y el grito mudo de mi corazón pronunciando tu
    nombre”.

    “Como quisiera gritar tu Nombre a los cuatro vientos poderlo liberar del silencio que lo
    Tiene prisionero en un rincón de mi alma, donde guardo los recuerdos más sagrados
    Junto a la inocencia perdida y la imagen de tu rostro cuando lo vi por vez primera”.

    “Pasan los días los meses y las estaciones, y yo sigo soñando contigo, escondidas
    en mí Corazón en el rincón donde anidan los recuerdos tengo guardadas cada una
    de tus sonrisas y tus miradas, cada noche las recuerdo y las acaricio en silencio sin
    que sepa nadie mi sufrir, para que contarlo si no tiene solución, por eso prefiero el
    silencio para estar Imaginariamente cerca de ti o al menos de tus recuerdos”.

    “Llega la noche mi fiel compañera y cómplice de mis desvelos, con los ojos cerrados
    Simulando estar dormido navego por mi mente buscando tu mirar me sorprende
    tu sonrisa y quiero abrazarme a ella, sigo en mi corsario de sueños navegando
    por los mares del recuerdo persiguiendo tu boca y tus ojos Otoño y Miel,
    el viento de la realidad castiga mi barca quiere que naufrague en el mar del olvido,
    pero las velas de mi memoria luchan sin pausa y sin aliento venciendo al dios
    Poseidón y Eolo…. dios del Viento”.

    “La luz del nuevo día me sorprende en mi cuarto, amarro mi barca al
    Muelle de mi nostalgias, para volver a comenzar un nuevo día, me visto
    Con el traje de hombre feliz para comenzar mi jornada, deseando que
    llegue la noche para volver a soñar contigo engañándome a mí mismo
    y pensando que es la realidad y no otro de mis sueños, hoy he decidido
    quedarme dormido………………………………..despiértenme
    cuando llegue el Otoño, MI OTOÑO con mis hojas con sus vientos que
    susurran tu nombre en mis oídos, ¡¡¡¡ déjenme seguir soñando no quiero
    despertar !!!!!, déjenme seguir dormido que es mi forma de seguir viviendo
    en mi mundo donde estoy junto a Ti, suelto las amarras de mi barca las
    velas al viento, mi viejo corazón capitán de mi corsario grita……………….
    “Proa al Mar de Los sueños” navegando llegaré hasta la Isla de mi memoria
    Donde habitan todos tus recuerdos………………………… Lanzaré
    el ancla de mi ilusión, descenderé besare las playas soñando que es tu Boca,
    me quedare para siempre y seré el eterno naufrago en la isla de los recuerdos.

    Para la Mujer más Bella de este Mundo Adéle Exarchopoulos

    Mario Anónimo.
    Comentarios:- Simplemente son frases Hilvanadas sin la pretensión de ser un Poeta, Escritas por mi corazón, con la pequeña ilusión de quizás alguien de algún País le hiciera llegar a quien va dedicado, estas humildes estrofas con Perfume de Nostalgias color de Tiempo. Gracias

    Responder
  20. Mario Anonimo13 Abril, 2016 en 16:57

    Llueve y es Otoño……

    Y a pesar de todo sigo soñando aun despierto, la cruel realidad
    me golpea como siempre donde más duele
    En mi cansado corazón, fiel sobreviviente y dueño de mis sueños
    En cada uno de sus latidos pronuncia tú Nombre Adéle…..Adéle,
    Sigue vivo aferrado a un sueño imposible y muere cada noche
    para renacer de sus cenizas cual ave Fénix cuando llega
    el alba y el sol nos anuncia un nuevo día.

    Hoy el Cielo amaneció cubierto de grises nubes, presagio de
    que la Lluvia pronto llegara, llueve en mis ojos “Ventanas del Alma”
    son las lágrimas que en silencio derramo por ti cada día
    al darme cuenta de que siempre serás un Sueño para mí
    nunca una realidad, llora mi corazón eterno huérfano de tu Amor.

    La lluvia comenzó lentamente e implacable, los pájaros
    buscan refugio en los árboles anunciando el ocaso del día,
    vuelvo a ser la a sombra que camina entre las sombras
    vagabunda y errante que el viento de esta noche
    arrastra por las calles del destino como una hoja más
    marchita por el tiempo y reseca por el sol de los años.

    Llueve las calles están desiertas inundadas de soledades y nostalgias,
    cantan las gotas de lluvias en los ventanales que lentamente me ven
    pasar junto a mi sombra, susurran muy despacio es el hombre aquel,
    el hombre aquel que la lluvia ya no moja más, porque está hecho
    de lluvia, silencios vientos y tristezas que caminan junto a el
    y a su sombra, eternos mendigos errante de felicidad
    marionetas del destino que tienen las noche de Lluvias.

    Llueve………………………………….. Adéle donde estarás tú
    golpeara la lluvia en tu ventana, como estarán las calle de Paris
    viajando en el viento una hoja llegara hasta tu puerta para decirte
    que el hombre aquel te escribió este poema con sabor a tristeza
    escrito con letras gastadas color de tiempo en un trozo de papel
    de las páginas de mi Alma.

    Adéle Exarchopoulos simplemente única como la lluvia de otoño.

    Mario Anónimo.
    Comentarios:- Llueve en esta tarde de Otoño…………………. la nostalgia me invita a soñar despierto, en un trozo de papel de las paginas de mi alma Te escribi este poema con perfume de Violetas, con mis letras mal escritas color ausencias.

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Demuestra que eres humano * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.