Entre la amistad y el amor – Poemas de amistad

Este poema, entre la amistad y el amor, es dedicado a todas aquellas personas que confunden la amistad y creen que es amor. Y no es de extrañar, pues a veces el egoismo o la equivocación te juega malas pasadas. No en vano, siempre es bueno pensar las cosas antes de actuar.

Entre la amistad y el amor

Entre la amistad y el amor hay un solo paso

Nunca debemos de confundir la amistad con el amor, hay personas que son amables, cariñosas y no por eso buscan amores. Una persona amable es mucho mas feliz qué la que no lo és. La vida es corta, seamos amables, pero que no nos confundan. Después pasa lo que pasa y lo que dice e poema.

Entre la amistad y el amor 

Pensabas que había amor
y solo era amistad,
me dejaste con mucho dolor
y ahora tengo soledad.

Nada hice por impedir
y evitar el tormento,
sólo quedaba sufrir
y créeme que lo siento.

Ha pasado el tiempo
y sigues en mi corazón,
no te puedo apartar
y perdona mi sinrazón.

Yo era tu amigo de verdad,
sólo en ti confiaba,
ahora estoy en la oscuridad,
porque tu creías que te amaba.

Joan – 2012

Entre la amistad y el amor, surgió a causa de una decepción con una amiga que pensó desde el primer momento que lo que había entre nosostros, era amor, siendo una amistad lo que en todo momento se estaba fraguando y lo único que debería de haber sido, sólo eso, amistad. Cuando álla quiso dar un paso más y se encontró con una pared, una auténtica roca dura porque no se da el corazón a la primera persona que te encuentras o te lo pide, el corazón sólo se entrega a quien se lo merece y no era el momento ni la persona adecuada para entregárselo.

Después de ser rechazada, montó en cólera y aparte de abandonarme como amiga, distribuyó grandes cantidades de mentiras sobre mi amistad que al fin y al cabo era yo quien sólo quería amistad, nada más que amistad. Desapareció y se llevó con ella la amistad.

Y así fué como escribí el poema ” Entre la amistad y el amor ” , para recordar que un día tuve una amiga que se equivoco y se enfadó.

El valor de la amistad

A continuación paso a insertar un artículo que me pareció interesante para añadir a este poema entre el amor y la amistad que me pareció interesante.

El mes del amor la amistad es un buen pretexto para pensar en una de las interacciones  más maravillosas que se pueden establecer entre las personas: La amistad. Esta es  una de las relaciones que mayor gratificación puede aportar por tener un alto contenido emocional y poseer un gran significado a nivel individual y social; muchos estudios resaltan su impacto positivo en la salud emocional, psicológica y física de las personas.

Entre amigos es posible el apoyo, la ternura, la solidaridad, la confianza el respaldo, el aprecio y muchos otros sentimientos que hacen la vida más cordial.

La amistad se construye día a día; los amigos no surgen de la nada, sino de la proximidad del medio en el cual cada uno se encuentra, de la disponibilidad para dar y recibir, para apoyar al otro en los momentos difíciles, y ser una compañía en los ratos agradables; de la confianza, la lealtad y el afecto que alcancen mutuamente.

La vida  agitada de hoy deja cada vez menos espacios para construir y disfrutar de una buena amistad. La excesiva competencia, la lucha por salir adelante y tener éxito hace muchas veces que los amigos se vuelvan adversarios y adoptemos una actitud egoísta e individualista que cierra la posibilidad de compartir con otros.

Estas circunstancias llevan a que las personas se unan más alrededor de proyectos específicos como el trabajo, mantener una sociedad o lograr una meta conjunta,   que por el simple placer de una desinteresada  y duradera amistad;  y lo que en realidad sucede, es que una vez estas condiciones desaparecen, ya no existen motivos para mantener los vínculos.

La amistad requiere abono

Como cualquier otra relación, la amistad requiere ser cuidada y estimulada. Algunas actitudes contribuyen a mantenerla y enriquecerla cada día. Tenga en cuenta lo siguiente:

  •   Aceptar a la otra persona tal como es, reconocer sus cualidades y comprender sus debilidades es una de las máximas expresiones de afecto.
  • La amistad no significa compartirlo todo y estar siempre de acuerdo. Al contrario las relaciones en las cuales se respeta el espacio del otro y se acepta que cada persona tiene sus propios gustos, opiniones e intereses, son más sólidas y duraderas.
  • Existen diferentes grados de amistad; aprender a reconocerlos ayuda a no exigir más de lo que la otra persona está dispuesta a dar.
  • Saber reconocer los límites, permite no abusar de lo que realmente  puede ofrecer la amistad.
  • Preocuparse sinceramente por el otro y estar dispuesto a ayudarle cuando lo necesita, así esto requiere un poco de sacrificio de nuestra parte.
  • Aprender a escuchar y a ponerse en el lugar de la otra persona.  A veces queremos que solo nos oigan y entiendan nuestras inquietudes y problemas y nos olvidamos de hacer lo propio con los amigos.
  • Los amigos son un tesoro muy preciado, pero no solo son todo; idealizar esta relación trae decepciones innecesarias.
  • Compartir toda clase de momentos: los buenos, los agradables, los tristes o los difíciles.
  • Ser tolerante con los defectos y equivocaciones de los amigos, todos tenemos fallas y cometemos errores y los amigos, así sean los mejores del mundo, no son la excepción.
  • Finalmente recuerde: la lealtad, la confianza, la generosidad, el cariño y la solidaridad son el principal alimento de la amistad.

Se han tomado algunas partes del diario La Crónica del Quindío, Septiembre 4 de 2011 por MARIA ELENA LOPEZ.

1 Comentario

  1. Enviada a un concurso y ni me dijeron el resultado.

    Responder

Tu dirección de correo no será publicada.

Demuestra que eres humano * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.