Te amaré siempre

Una hermosa niña con mucho amor y sonrisa

una-hermosa-niña

Una hermosa niña

Erase un día cualquiera,
paseando por la campiña,
recuerdo que era primavera,
cuando divisé a una hermosa niña.

Antes de cruzarme con ella,
arranqué una hermosa flor,
para regalársela a la doncella,
y prometerle todo mi amor.

No le di la flor por temor,

era jovial, alegre y bella,
pude demostrarle mi amor,
pero tuve miedo de ella.

La esperaba a diario con afán,
era feliz viéndola caminar.

Al cabo de unos años,
mi niña se convirtió en mujer,
un día se enamoró de un galán
y desde entonces no la puedo ver.

Joan